Cienciaes.com

Podcast Ciencia Fresca - CienciaEs.com suscripción

Ciencia Fresca

La ciencia no deja de asombrarnos con nuevos descubrimientos insospechados cada semana. En el podcast Ciencia Fresca, Jorge Laborda Fernández y Ángel Rodríguez Lozano discuten con amenidad y, al mismo tiempo, con profundidad, las noticias científicas más interesantes de los últimos días en diversas áreas de la ciencia. Un podcast que habla de la ciencia más fresca con una buena dosis de frescura.

Ibuprofeno y salud de los varones. Mecanismo de Antikythera. Activación selectiva del sistema inmune. Despertar del radiotelescopio de Aricebo.

Antikythera e ibuprofeno - Ciencia Fresca podcast - CienciaEs.com

Ibuprofeno y salud de los varones.
Existe una preocupación creciente sobre la salud reproductiva masculina, y se ha sugerido que desregulaciones en el sistema endocrino debido a la contaminación o al empleo de ciertas sustancias pudieran ser las responsables de este problema. La salud reproductiva y general de los varones depende de varias hormonas, y en particular de las hormonas andrógenas, producidas por células especializadas de los testículos, llamadas células de Leydig y de Sertoli.
La importancia de los andrógenos reside en que estos no solo actúan sobre el testículo, sino sobre muchas otras células del organismo. Producen efectos anabólicos sobre el músculo, es decir, favorecen el desarrollo de masa muscular, y ejercen una influencia sobre las capacidades cognitivas, la libido, el estado de ánimo, y el funcionamiento del sistema inmune, entre otras funciones.
La producción de andrógenos está controlada por la hormona luteinizante (LH), generada por la glándula pituitaria anterior, también llamada adenohipófisis, situada en la base del cerebro. Esta glándula detecta los niveles de testosterona y de acuerdo con ellos secreta más o menos LH. Esta hormona actúa sobre las células de Leydig de los testículos y estimula la producción de testosterona.
Cuando las células de Leydig no son capaces de producir testosterona con eficacia, la adenohipófisis incrementa la producción de LH para estimular la producción de testosterona. Por ello, la relación entre los niveles de LH y de testosterona en la sangre es un indicador del estado funcionar de las células de Leydig productoras de testosterona. Cuando esta relación aumenta, es decir, cuando son necesarios niveles mayores de LH para mantener unos niveles normales de testosterona, nos encontramos en una condición llamada hipogonadismo compensado. Esta condición es signo de un desorden endocrino que puede conducir a la infertilidad y también a disfunciones sexuales, depresión, enfermedades coronarias, y enfermedades autoinmunes, como la artritis reumatoide o la diabetes.
Varios estudios han revelado que la exposición a analgésicos y antiinflamatorios suaves durante el embarazo puede resultar en efectos anti androgénicos y a malformaciones congénitas. Sin embargo, el efecto de este tipo de fármacos en el hombre adulto no había sido estudiado. Ahora, un grupo de investigadores daneses y franceses ha decidido estudiar el efecto del ibuprofeno sobre el equilibrio hormonal de los hombres. En una serie de pruebas llevadas a cabo tanto con pacientes como con células en el laboratorio, los investigadores revelan que el ibuprofeno puede conducir a desarrollar hipogonadismo compensado. En el audio damos más detalles de este interesante estudio, publicado en la revista Proceedings.

Referencia: David Møbjerg Kristensen et al (2018) Ibuprofen alters human testicular physiology to produce a state of compensated hypogonadism. http://www.pnas.org/content/early/2018/01/03/1715035115

El mecanismo de Antikythera, la calculadora astronómica griega.

El mecanismo de Antikythera es la calculadora mecánica más antigua que se conoce. Fue construido en algún momento entre los años 200 y 50 a.C y formaba parte de la carga de un barco romano que naufragó muy cerca de la pequeña isla griega de Antikythera. Los restos fueron descubiertos en el año 1900 y su investigación permitió averiguar que la carga del barco era muy variada y valiosa: monedas, ánforas, esculturas, joyas y un mecanismo de bronce, muy deteriorado, en el que se observaban numerosas ruedas dentadas, ejes e inscripciones cuya utilidad despertó la curiosidad de los científicos.
Pronto se descubrió que se trataba de un dispositivo mecánico que, gracias a multitud de engranajes, permitía obtener calendarios con información astronómica. Desde su descubrimiento no ha dejado de estudiarse y la aplicación de métodos modernos de imágenes a los fragmentos supervivientes ha llevado a un acuerdo general sobre la estructura básica del dispositivo y sus funciones astronómicas.
El Mecanismo de Antikythera era portátil, tenía 330 mm de alto, 180 mm de ancho y al menos 80 mm de adelante hacia atrás. En la parte delantera tiene dos diales concéntricos que se usaron para mostrar, mediante punteros, la posición del Sol, la Luna y los cinco planetas, en la escala del zodiaco. La escala externa (calendario) llevaba los nombres de los 12 meses del año de acuerdo con el calendario egipcio (ampliamente utilizado para la astronomía) dividido en 365 días, y podría girarse manualmente para permitir la corrección por la falta de años bisiestos en el calendario egipcio.
Dos placas, encima y debajo de los diales frontales circulares, estaban inscritas con un parapegma, es decir, un almanaque de eventos astronómicos que mostraba los equinoccios y solsticios, el Sol entrando en los signos zodiacales y el orto y ocaso de estrellas o constelaciones al amanecer o al atardecer.
En la cara posterior muestra dos figuras espirales. La figura superior es un cuadrante “Metónico”, es decir, un calendario que mostraba la situación del mes lunar actual dentro del ciclo 19 años tropicales, que es casi exactamente (en dos horas) igual a 235 meses sinódicos lunares de 29.53 días. Este ciclo establece los días de las lunas llenas y nuevas: conocimiento de tiempo muy útil para actividades agrícolas, rituales o náuticas hace 2.000 años. Este se piensa que era un calendario para los Juegos Helénicos. Una inscripción indica que los juegos de Olimpia comenzaban alrededor de la luna llena en ‘pleno verano’.
La figura inferior presenta el ciclo de Saros basado en que los eclipses se repiten de forma ordenada y periódica cada 223 meses lunares sinódicos. Aproximadamente 50 divisiones estaban marcadas con un “glifo” de letras y números codificados. ‘H’ para Helios (el Sol). ‘Σ’ para Selene (la Luna). Cuando el puntero señalaba una división con inscripciones (glifos), indicaba que, en ese mes, podría tener lugar un eclipse solar (H) o lunar (Σ).
Un fragmento particular del Mecanismo sigue siendo un misterio. Contiene un engranaje bien conservado con 63 dientes, quizás adecuado para un Mercurio u otro mecanismo planetario, y una extraña pieza de bronce en forma de alubia.
El Mecanismo Antikythera es un testimonio único de la habilidad astronómica y técnica de los antiguos griegos.

Referencia:
Seiradakis & Edmunds. Our current knowledge of the Antikythera Mechanism. Nature Astronomy, vol 2. January 2018. www.nature.com/natureastronomy

Biotecnología para la activación selectiva del sistema inmune.

Oncólogos e inmunólogos están intentado manipular el sistema inmune de manera que este ataque eficazmente a los tumores. La inmunoterapia antitumoral es un área de investigación muy activa y muy prometedora, ya que es bien conocido que muchos tumores son eliminados por el sistema inmune antes de que causen problemas y que el sistema inmune está siempre vigilante contra las células tumorales.
Sin embargo, en algunos casos, los tumores desarrollan estrategias que engañan al sistema inmune e impiden que este ataque y venza el tumor. El conocimiento de estas estrategias y de los mecanismos de activación del sistema inmune permite ahora a las células nerviosas de algunas personas, es decir, a sus cerebros, elaborar estrategias inteligentes contra los tumores basadas en la manipulación del sistema inmune de manera dirigida.
Una de estas estrategias que se ha empleado ya con éxito es la terapia de transferencia celular adoptiva. En esta técnica, se aíslan linfocitos citotóxicos del paciente, es decir, el tipo de linfocitos capaz de matar a células extrañas o anormales. Una vez aislados, los linfocitos son modificados genéticamente mediante la inclusión de un gen de diseño capaz de producir una proteína detectora de las células tumorales y de activar la función citotóxica de estas células T. Tras esta modificación, los linfocitos T son reintroducidos en el paciente con la esperanza de que encuentren y maten a las células tumorales.
Para ser eficaces, los linfocitos T deben ser activados antes de ser reintroducidos en el paciente. El problema es que la activación de estos linfocitos no es sencilla y requiere, en condiciones normales, de unas células especializadas que presentan antígenos a los linfocitos, y les suministran factores de crecimiento y de activación. Estas son las llamadas células presentadoras de antígenos.
Manipular estas células es complicado, por lo que se han desarrollado técnicas artificiales de activación, basadas utilizar pequeñas microbolitas de un polímero sobre las que se pueden unir diversas moléculas estimuladoras incluida la molécula que debe ser reconocida por los linfocitos para actuar. Estas microbolitas con las proteínas adecuadas unidas a ellas pueden inducir el crecimiento y activar a los linfocitos T citotóxicos contra alguna de las proteínas de un tumor y conseguir que estos linfocitos reintroducidos en pacientes con cáncer maten a las células tumorales.
Sin embargo, este método de activación no es demasiado eficaz. Ahora, investigadores de la Universidad de Harvard y del Instituto de Tecnología de Massachusetts desarrollan un entramado a base de microtubos mesoporosos de sílice y material biológico que imita a las membranas de las células presentadoras de antígenos, el cual es capaz de activar a los linfocitos T de manera más eficaz. Los investigadores prueban esta nueva biotecnología y concluyen que es de dos a diez veces más eficaz que la anterior para expandir a los linfocitos T y activarlos. En el programa damos más detalles de cómo funciona esta nueva tecnología que promete ayudar a salvar vidas de pacientes oncológicos.
Referencia:
Alexander S Cheung et al (2018). Scaffolds that mimic antigen-presenting cells enable ex vivo expansion of primary T cells. Nature Biotechnology. doi:10.1038/nbt.4047

Arecibo, el éxito del radiotelescopio indultado.

En Arecibo, una población al norte de Costa Rica, se encuentra uno de los radiotelescopios más famosos y grandes del mundo. El radiotelescopio de Arecibo fue construido en una depresión natural, consta de un plato esférico de 305 metros de diámetro formado por 40.000 paneles de alumino perforado de 3×6m. Encima de el, soportado por cables de acero sujetos a tres altas torres de hormigón alrededor del plato, se sitúa el receptor, a 137 metros de altura sobre el fondo.
Durante décadas fue la instalación más famosa de la radioastronomía, entre otras cosas por su atractivo cinematográfico. Judie Foster buscaba con él señales alienígenas en la película “Contact” y el James Bond interpretado por Pierce Brosnan despachó al villano Sean Bean en GoldenEye.
Pero nada dura eternamente y durante los últimos años, la falta de financiación puso en peligro su existencia hasta el punto de que hace dos años la poderosa NSF americana decidió desmantelarlo para dedicar sus menguantes fondos a otros proyectos más novedosos. Por suerte para los científicos y técnicos que allí trabajan, de no se sabe dónde surgió un enigmático protector dispuesto a garantizar su mantenimiento durante los próximos años.
El alivio económico ha dado sus frutos y el desconocido mecenas se encuentra ahora con la satisfacción de ver el resultado de una nueva investigación publicada en la prestigiosa revista Nature. El artículo, firmado por Daniele Michilli, de la Universidad de Amsterdam, y sus colegas describen cómo el radiotelescopio de Arecibo permitió rastrear una señal misteriosa del espacio profundo llamada ráfaga de radio rápida. Del lugar, situado en la dirección de la constelación Auriga, llegan poderosos fogonazos de radio, de muy corta duración, cuyo origen se desconoce. Son uno de los misterios astrofísicos más destacados en la actualidad.

No es única fuente de este tipo que se ha detectado, actualmente se conocen alrededor de 30, pero todas ellas han producido un único estallido que no se ha vuelto a repetir. Pero no ha sido así con la fuente situada en la constelación Auriga, desde que se observó la primera vez, en 2012, ha vuelto a estallar muchas veces. De hecho, Michilli y su equipo registraron al menos 16 flashes separados de su actividad.
FRB 121102, que así se llama la fuente, emite pulsos de emisión de radio impredecibles, de apenas unos milisegundos de duración. Michilli y sus colegas han observado los diferentes estallidos y han logrado extraer información inédita sobre la polarización de la señal. El plano de polarización gira, lo que sugiere que la luz debe viajar a través de un entorno altamente magnetizado. El origen es una galaxia situada a 3.000 millones de años luz y la polarización permite imaginar que el flash de radio ha atravesado un ambiente cercano a una fuente magnética muy fuerte, tal vez un magnetar o un agujero negro.

Referencia: Michilli et al. An extreme magneto-ionic environment associated with the fast radio burst source FRB 121102. Nature, vol 553 doi:10.1038/nature25149 https://www.nature.com/articles/nature25149


Botón de donación
Colabora al mantenimiento de CienciaEs con una donación puntual o haciéndote patrocinador
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
26.390.465 audios servidos.

Agradecemos la donación de:

Diego Isaac Rivera
Patrocinador

Sergio Requena
“Muchas gracias por saciar las mentes de miles de personas con ansias de saber. Lo que no han sabido hacer los profesores en las aulas, vosotros lo estáis consiguiendo con mucha arte además.”

Francisco Javier Martin Muñoz

Marcos Dominguez Vega
“Nuevo Colaborador”

Alex M104
Nuevo Patrocinador

José Luis Nuñez Muñoz
“Gracias por divulgar”

Alfredo Pérez Montero
“ Gracias por vuestra labor”

Francisco Calvo Sánchez
Nuevo Patrocinador

Antonio Cerqueiro Fraga

Anónimo
“Muchas gracias a todo el equipo por su esfuerzo. Por favor acepten un abrazo desde México.”

Sergio Rodríguez González
“ayudina”

Antonio Ramos Muñoz
Nuevo Patrocinador

Enrique Rodríguez Gago
“Gracias”
(Rabanales, Zamora)

Rodrigo Vargas
Nuevo Patrocinador

Francisco Javier Arias Walls

Anónimo
“Ciencia para Escuchar”

Francisco Gracia Coiduras

José Pascual Gimeno Marí

Ramón Baltasar de Bernardo Hernán

Nacho Benvenuty Cabral

Aniceto González Rivera

Antonio Lalaguna Lisa
“Hago esta donación en nombre de mi hijo Martín L”

Anónimo

Jorge Valencia Jiménez
“Os felicito por la labor que estáis haciendo de difundir la ciencia de manera desinteresada.”
(Málaga)

Luis Pedrero
“Gracias por darme horas y horas de ciencia divertida y enriquecedora, saludos desde México”

Daniel Ocaña
_(Algeciras, Cádiz)

Fermin Bernaus
“Muchos ánimos y mi agradecimiento por tantas horas de amena escucha y por hacernos trabajar a todos un poquito más el cerebro.”

Arenor
Nuevo Patrocinador

Mario Brambilla
“ CienciaES Ciencia para EScuchar”

Jorge Echevarría Tellería

Juan Moreno Flores
“Ciencia para Escuchar”

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page