Cienciaes.com

Hablando con científicos podcast - cienciaes.com suscripción

Hablando con Científicos

El conocimiento científico crece gracias a la labor de miles de personas que se esfuerzan, hasta el agotamiento, por encontrar respuestas a los enigmas que plantea la Naturaleza. En cada programa un científico conversa con Ángel Rodríguez Lozano y abre para nosotros las puertas de un campo del conocimiento.

Urge estabilizar el calentamiento medio del planeta en 1,5 ºC. Hablamos con Tania Guillén Bolaños.

Cambio climático - Hablando con Científicos podcast - CienciaEs.com

Un artículo, firmado por un conjunto internacional de científicos, entre los que se encuentra nuestra invitada en Hablando con Científicos, Tania Guillén Bolaños, investigadora en el Climate Service Center Germany de Hamburgo, Alemania, daba hace un par de semanas la voz de alarma sobre la necesidad de acción para controlar el aumento de la temperatura media del planeta a 1,5º C, sobre niveles preindustriales, en lugar de los 2º C que se proponía en los acuerdos adoptados durante la Conferencia de París sobre el Clima que se celebró en 2015.

“El cambio climático es uno de los mayores desafíos para la humanidad – comienza diciendo el artículo, publicado en Science-. La temperatura media global en la superficie del planeta está aumentando a una tasa de 2 décimas de grado, por década. En 2017 se alcanzó la frontera de 1.0 ° C por encima del período preindustrial (período de referencia 1850-1900). Las previsiones de los modelos utilizando datos de los niveles de gases de efecto invernadero atmosféricos indican que la subida media de temperaturas alcanzará los 1,5ºC entre 2030 y 2052.”

Y no es eso lo malo, lo peor es que continuarán subiendo a un ritmo que se acelera con el tiempo, si no se pone remedio pronto.

Para limitar la subida de temperaturas por efecto invernadero es urgente disminuir la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Si la meta fuera conseguir la estabilidad en el año 2050 deberíamos modificar todos nuestros procesos de generación de energía y consumo de tal manera que, en conjunto, la emisión neta de gases de efecto invernadero fuera nula. Para alcanzar ese objetivo, los firmantes del artículo estiman que el gasto anual necesario para adaptar el sector energético y las demandas de energía son enormes. Sin embargo, de no hacerlo, los daños ambientales que se producirán por efecto del cambio climático, inundaciones, sequías, catástrofes motivadas por fenómenos meteorológicos adversos, reducciones de producción agrícola e industrial, migraciones humanas provocadas por los desastres y subida del nivel del mar, desaparición de ecosistemas, etc., serán mucho mayores. Los posibles beneficios económicos de limitar el calentamiento global a 1,5 ºC pueden ser, al menos, cuatro o cinco veces mayores que las inversiones necesarias para conseguir el objetivo.

En 2017, la temperatura media del planeta llegó a ser 1ºC superior a la que existía en tiempos preindustriales. Esa subida ha tenido consecuencias en muchos ámbitos, unos efectos que nos permiten contabilizar los daños y extrapolar los resultados para hacer una estimación de lo que sucederá en el futuro cercano. Se han producido cambios en los patrones climáticos que han tenido un impacto negativo en los sistemas naturales. Los cambios han afectado a la agricultura, han provocado el desplazamiento de especies terrestres hasta regiones de mayor altitud, han proporcionado mayor energía a las tormentas y otros fenómenos atmosféricos adversos, han provocado periodos de sequía, inundaciones, etc. Todo el conjunto ha influido en la biodiversidad, en las redes alimentarias, en la salud de las personas por la incidencia de enfermedades y las especies invasoras. Un ejemplo claro de tales cambios es el que afecta a la Gran Barrera de Coral en Australia que ha perdido hasta el 50% de los corales en sus aguas poco profundas en los últimos 4 años.

¿Qué diferencia hay entre una subida de 1,5 ºC y 2ºC?

Una elevación en la temperatura media del planeta no quiere decir que la subida de temperaturas sea uniforme en todas las regiones. La realidad es que el cambio se reparte de forma muy desigual. Así, la subida de 1,5 ºC “en media” se traduce en una elevación muy superior en las temperaturas extremas que sufrirán los ambientes terrestres, mientras que será inferior en los sistemas marinos. Las estimaciones indican que en las regiones terrestres puede haber un aumento de hasta 3 ºC en las latitudes medias y hasta 4,5 ºC en las latitudes frías.

En cambio, si la subida fuera de 2 ºC en media, esas mismas regiones podrían sufrir incrementos de hasta 4ºC en latitudes medias y hasta 6 ºC en latitudes altas.

Estos cambios se traducirán en un aumento de las sequías en unas regiones, especialmente en el Mediterráneo, sur de África. Otras regiones, en cambio, serán más húmedas y se producirán fuertes lluvias con mayor frecuencia. Todo ello tendrá reflejo en la disponibilidad de agua dulce. Los ciclones tropicales que serán menores en número, pero mucho más destructivos. Los cálculos indican que la elevación de 1,5 ºC producirá una disminución del hielo en el Ártico de tal manera que desaparecerá totalmente durante el verano al menos una vez cada 100 años, mientras que si el aumento es de 2 ºC eso sucederá con una frecuencia de 10 años.

Impactos en los ecosistemas.

Muchas especies desaparecerán y otras verán cómo se reduce, no solamente el número de individuos, sino su territorio de influencia. Los cálculos indican que un aumento de 2.0 ° C propiciará la pérdida de la mitad del rango geográfico para el 18% de los insectos, 16% de las plantas, 8% de los vertebrados. En cambio, si el aumento es de 1,5 ºC, las consecuencias para los ecosistemas sería mucho menor. Afectaría a hasta el 6% de los insectos, el 8% de las plantas y el 4% de los vertebrados.

Se calcula que se perderán entre 1,5 y 2,5 millones de km2 de permafrost más si en lugar de elevarse la temperatura media 1,5ºC, la subida es de 2ºC. Y la pérdida de corales puede ser de entre el 70 y 90% para 1,5º C y el 99% para un aumento de 2ºC.

Riesgos para los seres humanos

Los seres humanos de distintas regiones tendrán problemas con la gestión del agua, ya sea por las inundaciones y sequías o por la salinización de acuíferos cercanos a la costa, al ser invadidos por agua del mar. Las previsiones son poco alentadoras, pero los cálculos indican que la población mundial expuesta a problemas de agua será un 50 % mayor si en lugar de subir la temperatura media 1,5ºC, sube 2º C.
Limitar el calentamiento global a 1.5 ° C dará como resultado reducciones menores en el rendimiento de maíz, arroz, trigo y potencialmente otros cultivos de cereales que a 2.0 ° C, particularmente en África subsahariana, el sudeste asiático y América Central y del Sur. Con lo que ello implica para la alimentación de enormes bolsas de población.

Muchas especies marinas, empujadas por el aumento de la temperatura de las aguas, se desplazan hacia latitudes más frías abandonando zonas de pesca tradicional para muchas poblaciones costeras. Se ha comprobado que algunas especies se desplazan hasta 40 km cada año.

A estos factores hay que añadir los efectos del aumento de los desastres naturales provocados por sequías, inundaciones, ciclones, etc. Cambios en intensidad y frecuencia de olas de calor. Aumento de enfermedades producidas por vectores, como el dengue o la malaria, etc.

Soluciones.

El informe deja claro que para mantener el aumento de la temperatura media del planeta por debajo de 1,5 ºC es necesario reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a cero para el año 2050. Este debe ser el objetivo a conseguir, porque las consecuencias de una subida superior, 2º C o más , son muy superiores a escala global.

El informe del IPCC indica que ese objetivo es posible, si la humanidad en su conjunto se pone a trabajar en ello. Como las emisiones globales son actualmente de alrededor de 42 Gt CO2 por año, las vías deberían llevar las emisiones de CO2 a cero neto en las próximas décadas pasa por eliminar el uso de combustibles fósiles, junto con una reducción sustancial (~ 35% en relación con 2010) en las emisiones de metano y carbón en la misma escala de tiempo.

La cruz de la moneda es que, con el nivel de implicación actual, no se llegará a cumplir con los objetivos del Acuerdo de París y, de seguir así, la elevación media de temperatura será mucho mayor, 3ºC a 4ºC por encima de la existente en el periodo preindustrial, una situación que podría llevarnos a una catástrofe sin precedentes.

Por otro lado, no basta con no emitir gases de efecto invernadero, también hay que habilitar fórmulas que permitan secuestrar el dióxido de carbono existente en la atmósfera. Una posibilidad es la reforestación y restauración de ecosistemas naturales, pero la superficie necesaria entraría en conflicto con usos actuales de la Tierra. No obstante, nuevas tecnologías podrían ayudar.

Lo importante es cambiar nuestra forma de pensar y de actuar, algo que tendrá que ocurrir rápido. Comienza la década de 2020, que ha sido declarada por la ONU como “Década de la Restauración”. También puede que sea la década de la esperanza para muchas regiones de la Tierra, especialmente las más pobres e indefensas ante los cambios que se avecinan.

Os invito a escuchar a Tania Guillén Bolaños, Ingeniera Ambiental por la Universidad de América Central en Nicaragua e investigadora en el Climate Service Center Germany de Hamburgo, Alemania.

Referencia:

Hoegh-Guldberg et al., The human imperative of stabilizing global climate change at 1.5°C. Science 365, eaaw6974 (2019) 20 September 2019


Botón de donación
Apoya la labor divulgadora de CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
31.148.903 audios servidos.

Agradecemos la donación de:

Pablo Moyano
Mecenas

Daniel Iriarte
Nuevo Mecenas

Javier García Santos
Mecenas

Enrique Alba
Mecenas

Michał Radmacher
Mecenas

Manuel Castro Escalera
Mecenas

José María Alcalá González
“Otro grano de arena para apoyar un podcast indispensable que NO puede perderse. Muchas gracias por vuestro esfuerzo y por darnos tanto. Un abrazo desde Córdoba, España.”
Mecenas

Sergey Guzenkov
“Gracias por su trabajo”
Nuevo Mecenas

Tobias Regenbrecht
Nuevo Mecenas

Francisco Villaseñor García Nuevo Mecenas

Pablo Alcetegaray Mecenas

Felicidad García de Bustos
Mecenas

Luis Miguel García Vázquez
Mecenas

María Amparo Sánchez Gutiérrez
Mecenas

José María Salas Arbolí
“Seguid adelante, seguro que todo va bien.”
Mecenas

Pedro Salazar
Mecenas

Roberto Arruabarrena
Mecenas

Anónimo
“Muchas gracias por el esfuerzo. Como dice líneas abajo: “seguid, por favor”.”
Mecenas

Ariel Fernández Goñi
Mecenas

Karlos
Nuevo Mecenas

Jesús Casero Manzanaro
“Seguid, por favor.*
Mecenas

Alberto González Hernández
Mecenas

José Manuel Martín Barriga
Mecenas

Gonzalo Fernández Sordo
Mecenas

Diego Garuti Gozo
Mecenas

Joaquín García López
Mecenas

Francisco Hernández
Mecenas
(Huétor Vega, GRANADA)

Anónimo

Pedro Rodríguez
Mecenas

Laura Trachsel Moncho
Mecenas
(Oslo, Noruega)

Pablo Alcetegaray
Mecenas
(Montevideo, Uruguay)

“Alvaro Jose Mateos Perera”
Nuevo Mecenas

Jacobo Castilla Vázquez
Nuevo Mecenas

Anónimo
Mecenas

Agustín Fernández Abril
Mecenas

Eulogio González Moreno
“Me encantan vuestros programas. Intento que mis hijos se aficionen a ellos pero de momento se resisten. . . No me rindo, jajaja”
Mecenas

Jesús Hermosilla Dupuy
Mecenas

Raul Martínez Cristóbal
Mecenas

Abner Castro
Nuevo Mecenas

Francisco Javier Armendáriz Ferre
“Por “Hablando con Científicos” y el resto de personas que hacéis Cienciaes.”
Mecenas

Juan Agustín Esteban Jiménez
Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page