Cienciaes.com

Cierta Ciencia Podcast - Cienciaes.com suscripción

Cierta Ciencia

En Cierta Ciencia, de la mano de la genetista Josefina Cano nos acercamos, cada quince días, al trabajo de muchos investigadores que están poniendo todo su empeño en desenredar la madeja de esa complejidad que nos ha convertido en los únicos animales que pueden y deben manejar a la naturaleza para beneficio mutuo. Hablamos de historias de la biología.

Estamos cableados para las adicciones

Estamos cableados para las adicciones - Cierta ciencia podcast - CienciaEs.com

Esto es la esencia de la ciencia:
hacer una pregunta impertinente
y se está en el camino de encontrar una
respuesta pertinente”.

Jacobo Bronowski (1973)

Brian Anderson, profesor de psicología en la Universidad A&M de Texas, en un estudio que aún se encuentra en prensa en la sección de Dependencia de Drogas y Alcohol de la misma universidad, nos trae una idea novedosa y muy sugerente: las personas adictas a las drogas y quienes no lo son, podrían tener más en común de lo que se ha pensado. Las personas no adictas, “normales”, muestran las mismas predisposiciones que las personas adictas a las drogas.

“Esto sugiere que lo que rotulamos como características patológicas de la adicción podrían reflejar de hecho un proceso cognitivo normal y que por lo mismo todos nosotros estaríamos cableados, en algún grado, para volvernos adictos”, reflexiona Anderson.

Anderson, quien se ha especializado en neurociencia cognitiva, dice que una de las características de la adicción es una mayor predisposición, o una más acentuada, a responder a las señales de la presencia de drogas. “El desviar la atención es una tendencia a dirigirla a algo que incluso puede estar en conflicto con nuestros propósitos, haciendo difícil el poder olvidar la distracción”. “La presencia de una droga es algo que sirve como un llamado a buscarla y usarla. Un ejemplo puede ser una jeringa, en el caso de una droga inyectable o un recipiente de vidrio en el caso de una inhalada”.

Dice él que una persona se vuelve adicta a una sustancia, cuando el estímulo asociado a esa sustancia tiene la habilidad poderosa de capturar la atención de ella, un fenómeno que no ocurre en quienes no tienen historias de abuso de sustancias.

Lo que teoriza Anderson es que los desvíos de la atención hacia las drogas reflejan un proceso cognitivo normal, para el que estamos cableados y que nos lleva de forma directa y de manera automática a responder a los procesos aprendidos de recompensa. Aunque los relacionados con las drogas parecieran anormales, son similares a los experimentados por personas saludables y sin adicciones.

Para probar su teoría pidió a un grupo de participantes en su estudio, desarrollar una tarea que consistía en encontrar diferentes objetos coloreados por lo cual recibían una recompensa monetaria. Lo siguiente fue repetir el proceso de búsqueda y hallazgo pero esta vez sin recompensa. “La habilitad para ignorar esos objetos asociados previamente a una recompensa se cimienta en diversos juicios de valor y bajo una variedad de condiciones”, explica.

Lo que encontró Anderson fue que los objetos asociados a una recompensa, que no tienen nada que ver con drogas, captaron la atención e influyeron en el comportamiento de las personas de la misma manera que el señuelo de las drogas lo hace en los pacientes adictos a ellas.

“Esto es, los desvíos de la atención fueron evidentes aún cuando entraron en conflicto con los comportamientos cotidianos, duraron un buen tiempo, fueron mediados por muchas regiones similares en el cerebro y facilitaron acciones hacia el estímulo. Los pacientes adictos a las drogas también mostraron desvíos de atención fuertes hacia estímulos no relacionados con drogas, sugiriendo que puede existir una mayor sensibilidad a la influencia del factor recompensa, lo que podría jugar un papel esencial en el comportamiento adictivo”.

Lo que estos hallazgos sugieren, dice Anderson, es que todos tenemos tendencias similares a las adictivas en la forma como percibimos el mundo y que son influenciadas de forma directa por los centros del aprendizaje ligados a la recompensa y que algunas veces, por supuesto, se salen de nuestro control.

“Existe una enorme carga de humildad en todo esto. Creo que es importante tenerlo en mente, cuando tratamos de buscarle sentido al por qué nosotros y todos los otros que conocemos hacemos y hacen lo que hacen. A dónde miramos y que nos proponemos no es siempre el resultado de nuestras intenciones concientes. Más bien, los desvíos automáticos son una parte normal de nuestra vida. Por ello, o bien trabajamos en su contra o los reemplazamos por hábitos más saludables que esos que nos pueden llevar a malos resultados”.

Anderson señala que su estudio es importante y mucho cuando se aborda el tema del tratamiento de las adicciones. Los desvíos en el proceso de la información que bien sabemos ocurren en la adicción no son una consecuencia directa del uso de drogas, o al menos no son la única y que el control del uso de drogas por sí mismo no lleva a inutilizar el gatillo que dispara el deseo por situaciones que pueden disparar señales que propicien un recaída.

“Para tratar las adicciones, necesitamos controlar los procesos cognitivos normales”, finaliza Anderson.

Y ya que estamos, existe una diferencia abismal en la respuesta a lo que es una condición biológica de nuestro cerebro. Depende, y de qué manera, de las condiciones socioeconómicas, del entorno, y por supuesto de la calidad y la pureza de las drogas.

Más información en el Blog de Josefina Cano: Cierta Ciencia

Referencia:

What is abnormal about addiction-related attentional biases? Brian A. Anderson. Texas A&M University, Department of Psychology. October 2016.

Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
24.311.215 audios servidos, desde que empezamos a volar.

Botón de donación
Gracias a tu donación
podemos continuar.

Agradecemos la donación de:

Martin Nagy
“Recuerdo de Martin desde Eslovaquia”

Aniceto González Rivera
(Luxemburgo)

Ignacio Diaz Carmona
“Un granito de arena por el gran esfuerzo de divulgación por vuestra parte”
(Madrid)

Paul Balm
“Patrocinador en Patreon/CienciaEs”“

Antonio Lalaguna Lisa
“Hago esta donaciónen nombre de mi hijo Martín L”

Jorge Echevarria Telleria

Borja Trigueros Quintela
“¡Gracias por tanto!”
(Bilbao, Vizcaya)

Ismael
“Patrocinador en Patreon/CienciaEs”“

José Ignacio Becerra Carril

Fernando Vidal Agustina

Anónimo
“Muchas gracias, señoras y señores del equipo”
(México)

Gustavo Jerónimo Ochovo
“Patrocinador en Patreon/CienciaEs”“

Juan Cuerda Villanueva
“Colaboración con CienciaEs”

Arturo Martínez Martín
“Gracias por vuestro trabajo y dedicación “

José Tárraga Sánchez
(Cartagena, Murcia)

Leon Torres
“Esperamos que este mes de “vacaciones” de Ciencia Fresca les resulte productivo. Aquí estaremos, esperando nuevos programas cuando puedan retomar el ritmo. ¡Muy buena ciencia a todo el equipo!”
(Ciudad de Buenos Aires, Argentina)

José Luis Montalbán Recio
(Parcuellos del Jarama, Madrid)

Enrique Seoane Pesqueira
(A Coruña)

Esteban Ibañez Chimelis
(Barcelona)

Patricia Roldán Cifuentes
(Binghamton, NY, USA)

Alex Bikbaev
“Patrocinador en Patreon/CienciaEs”“

José Alberto García Gutiérrez
“Patrocinador en Patreon/CienciaEs”“

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page